Subscribe:

jueves, 30 de agosto de 2012

Los años de lluvia

El verano te permite culminar tareas pendientes. Y una de ellas era la lectura de este libro de Jesús Esnaola, de quien conozco su andadura por la blogosfera desde hace unos años ya, al lado de su inseparable doctor Frankenstein.
 

 

Prevenido por distintos comentarios, me agencié un buen chubasquero antes de empezar. Y menos mal. El agua aparece en distintas formas a través de sus páginas, casi hasta se me escurrían de las manos. No sólo en el título. Lluvia en forma de goteo (El goteo de los años de lluvia); agua hasta La coronilla; mar que inunda a la humanidad en De profundis; lluvia en un pelotón de fusilamiento en El chubasquero; agua que va cubriendo las rodillas de los niños que juegan al fútbol en la plaza y alcanza la torre de la iglesia en Niveles; fina lluvia de tic-tacs de oro en el Tribunal Supremo; agua para las plantas en Intuición

Otro dato que me ha llamado la atención es la presencia (no sé si intencionada) de distintas formas geométricas, líneas rectas paralelas en Geometría; dibujos sobre el parquet en El laberinto; círculos en las estaciones de metro de Entropía, y más círculos que rompen hileras en Las hormigas.

También he comprobado en la lectura de este buen libro de microrrelatos la existencia  de frases de inicio pertenecientes a un concurso prestigioso de la cadena ser, relatos en cadena: La bala, en la sien; Tal vez si hubiera preguntado antes; Esta vez no erraré el tiro; Prisionero de su esfera; Me empiezan a entrar dudas; Mañana va a llover; Todos saben que es una mujer bala

En resumen: agua y lluvia, formas geométricas, relatos en cadena y todo ello bañado con un mar de melancolía.
Ni qué decir tiene que aconsejo su lectura.

Enhorabuena Jesús.
.
 
Lección
La bala, en la sien, recordadlo, es muy importante. Subrayadlo con rotulador fosforito, pegad notas al lado del espejo, pero no lo olvidéis. Sobre todo los repetidores, ¿eh Peláez, te ha quedado claro?
Todos nos volvemos y Peláez, desde la última fila, parece sonreír. Claro que también su boca tan sólo parece una boca y apenas queda un rastro donde estuvo la nariz. Intenta decir algo, pero no le salen más que balbuceos así que calla, se limita a formar un revólver con los dedos de su mano derecha y apoya el índice bajo la barbilla, ¿ajhí no?, pregunta, y todos reímos su ocurrencia.

9 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Gran reseña, David. Yo sigo teniendo Los años de lluvia entre mis pendientes. Posiblemente lo alcance justo cuando las lluvias se personen por estas latitudes.

Un abrazo,

AGUS dijo...

Tal y como insinúas, es un libro para volver y volver, pues los textos de Jesus incitan a ello, una y otra vez.

Abrazos.

CDG dijo...

Muy bueno ese micro. Ojalá alguien quisiera recopilar los míos, por malos que sean, de igual modo.
Gracias por la recomendación,aunque algo he leído de él.

Enmascarado dijo...

Hola David, alguna vez he pasao a curiosearte y la verdad es que no sé si te he dejado comentario.
Me pareció interesante tu entrada y el micro, genial.
Saludos.

Laura dijo...

Hola David.

Yo leí el libro nada más llegar a mis manos. Luego le puse un post-it verde : que significa "RELEER cuando quiera".

Me gustó un montón y se lo dije a Jesús. No reconocí los textos de inicio del ReC porque yo me he enganchado esta temporada y antes no sabía ni que existía.

Un abrazo para tí y... coincidimos en el gusto por el libro.

David Moreno (No Comments) dijo...

Enmascarado bienvenido, curiosea lo que quieras comentes o no. Para que no haya dudas el micro Lecciones pertenece a Jesús, en Los años de lluvia.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

David Moreno (No Comments) dijo...

El micro Lección, esto de escribir con un móvil.....

Jesus Esnaola dijo...

Muchas gracias, David, por la lectura atenta y la reseña.

Un abrazo grande!

Hansel en Baviera dijo...

Lo corroboro, hay que leerlo y ponerlo en la librería junto a los buenos libros, esos que dan ganas de volver a leerlos. Abrazos

Publicar un comentario

Si tienes algo que decir, algo que opinar, algo que aportar, si te ha gustado, si te ha parecido aburrido, si tienes alguna queja, en definitiva si te ha sugerido algo, sólo tienes que comentar.
Si lo haces te doy las gracias, si prefieres callártelo, también te las doy.

Licencia Creative Commons
microSeñales de Humo por David Moreno se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.